Inteligencia Financiera: Qué es y cómo desarrollarla eficazmente

“Dale un pez a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá siempre” (LAO-TSE)

Esta es una frase que cobra mucho sentido cuando de inteligencia financiera se trata ya que, no se trata de que te regalen las cosas sino, de que aprendas a construir y generar por tus propios medios.

Así que,  como en cualquier área de la vida las finanzas se deben cultivar y trabajar día tras día hasta alcanzar un mejor dominio.

Pero, antes de conocer algunas técnicas que te permitirán ser más inteligente financieramente, es necesario primero conocer conocer qué es esta inteligencia.

¿Qué es la inteligencia financiera?

Este es un término del cuál se ha hablado mucho en los últimos años, pero que muy pocos conocen en realidad. Según Robert Kiyosaki; autor del libro Padre Rico Padre Pobre, se trata de aquella parte de nuestra inteligencia que utilizamos para resolver cualquier tipo de problema relacionado con el dinero.

Él expresa que si al pensar en un problema del tipo financiero, te vienen a la cabeza varias posibles soluciones, entonces tiene una INTELIGENCIA A NIVEL FINANCIERO bastante desarrollada.

inteligencia financiera

Pero, si por el contrario al pensarlo te estresas y no encuentras ningún tipo de solución entonces, quiere decir que tienes mucho que aprender para poder dominar esta área. Lo importante aquí, es que esta al igual que cualquier otra habilidad también SE PUEDE APRENDER.

¿Para qué sirve la inteligencia financiera?

La utilidad de este tipo de inteligencia es, que podrás establecer hábitos que no solo te permitan alcanzar tus objetivos financieros; sino que también te ayudarán a desarrollar la disciplina, perseverancia y constancia para el logro de cualquier otro tipo de meta que te propongas alcanzar.

Además, te permitirá adquirir más confianza en ti mismo (a) al ver materializados tus sueños, lo que te conducirá a ir por más y seguir avanzando.

Así que, si tu plan es mejorar tu relación con respecto al dinero y mejorar tu economía a través de negocios, inversiones o emprendimientos, debes continuar leyendo.

Esto para que descubras los hábitos que necesitas saber antes de aventurarte en este largo camino.

¿Cómo desarrollarla?

Como te dije anteriormente, esta al igual que cualquier otra habilidad que se quiera adquirir se puede aprender con la práctica. Lo importante es buscar información variada y de calidad y luego, ponerla en práctica. Pero, para ello debes desarrollar los siguientes hábitos y habilidades:

1-.Buscar Información Especializada:

Capacitase resulta fundamental para desarrollar esta inteligencia. Para ello, existen cantidad de libros sobre finanzas y economía. También puedes instruirte con canales de YouTube especializados en el tema.

Recuerda que el conocimiento es poder. Pero para que esto realmente sea así no debes quedarte solo con la teoría, debes ir a la práctica y aplicar todos aquellos conocimientos que has adquirido.

2-. Aprender a ahorrar:

AHORRAR CON PROPÓSITO es una de las bases fundamentales para crear nuevos emprendimientos, para invertir, para aprovechar oportunidades cuando se presenten. Pero, al mismo tiempo para aprender a manejar nuestras emociones con relación al dinero.

Ahorrar sirve no solo para tener un capital para poder ponerlo a trabajar para nosotros sino también, para controlar nuestros impulsos con gastos innecesarios.

3-. Pagar deudas:

Existe un gran número de personas que vive sumergido en una deuda tras otra. Deudas con los amigos, familiares, con el banco y con cualquiera que decida hacerles prestamos para ir pagando deudas viejas pero estas a su vez generan más y más deudas convirtiéndose esto en un círculo vicioso del cuál resulta complicado salir.

Sin embargo, una persona con inteligencia financiera o que se quiera iniciar en este camino, lo primero que debe hacer es buscar la manera de pagar todas sus deudas a través de un plan ideado especialmente para salir de ellas.

Te Puede Interesar
Cómo pagar deudas sin dinero: Pasos y claves para lograrlo.

4-. Establece tus prioridades:

Si bien es cierto que todos los seres humanos somos diferentes y que para cada quién existen prioridades totalmente distintas. Lo que si debemos tener en común en las prioridades de quienes quieran tener una vida próspera y exitosa es, la educación financiera ya sea del tipo formal o informal.

Cuando de establecer prioridades se trata es importante no dejarse llevar por los impulsos, dejar de hacer gastos considerados como lujos si aún no posees la solvencia económica como para hacerlo.

Ya vendrán tiempos en el que tus negocios, inversiones o emprendimientos te estén generando lo suficiente como para vivir la vida de tus sueños y poder compartirla con quienes amas.

5-. No vivas de apariencias:

Este es uno de los errores más comunes que cometen las personas y que los mantiene en la pobreza o la escasez.

Seguramente te has encontrado con amigos, compañeros de trabajo o incluso familiares que tienen carros lujosos, vestuarios de última moda y de marcas reconocidas o los mejores teléfonos existentes en el mercado actual.

Pero, cuando exploras un poco para conocer sobre sus finanzas, te puedes percatar de que son personas que viven sumidas en deudas y quizás en sus hogares no gozan del confort que aparentan. Esto se sucede ya que, gastan todo su dinero adquiriendo artículos innecesarios solo para aparentar frente a los demás un mejor estatus.

Incluso, estas personas frecuentan restaurantes u organizan grandes fiestas donde gastan más de lo que ganan o requiriendo el uso de las tarjetas de crédito para costearlas.

Todo esto genera que adquieran más deudas y se vean inmersos en la llamada carrera de la rata. Todo esto por el simple echo de querer aparentar una vida que en realidad no tienen.

6-. Invierte:

Este es un hábito que va muy de la mano con el primer paso señalado, que es el de adquirir conocimientos para luego saber en qué y cómo invertir.

Esto no quiere decir que no existan riesgos ya que siempre los habrá. Pero, al estar preparado podrás invertir de una manera más inteligente y así disminuirás los riesgos.

Comúnmente se escucha a personas decir que no invierten porque no tienen nada de dinero, ni grandes ingresos. Cuando la verdad es que se pueden hacer pequeñas inversiones de dinero si ahorramos, si evitamos los llamados gastos hormigas y si nos lo proponemos.

Invertir también tiene mucho que ver con el tiempo. Invertir el tiempo eficazmente aprendiendo y ahorrando para luego invertir inteligentemente el capital acumulado hasta el momento.

7-. Procura tener dos o más fuentes de ingresos:

Los cambios que se están viviendo a nivel mundial producto de la pandemia han dejado a más de una persona sin empleo. Pero también han quebrado los negocios que les ha costado años construir.

Por ello, las personas han comenzado a pensar en instruirse al respecto, para comenzar a crear nuevas fuentes de ingresos a parte de su empleo tradicional. Esto con la idea de tener ingresos extras que le permitan subsistir si llegan a quedar sin empleo o para crear sus propios negocios a mediano plazo.

Muchos han decidido invertir en criptomonedas, aprender a generar ingresos extra con aplicaciones, convirtiéndose en freelancer con las habilidades que ya poseen o creando nuevos emprendimientos.

8-. Establecer un presupuesto debidamente desarrollado:

Este es un factor que denota no solo organización y ganas de hacer las cosas bien. Sino que esto implica que podrás tener organizadas de una mejor manera tus finanzas y así evitarás hacer gastos innecesarios porque ya tienen un presupuesto establecido para cada cosa.

Esto también te permitirá contar con un dinero para para tu ahorro con propósito, el cuál podrás destinar a tus negocios o inversiones a corto, mediano o largo plazo.

Conclusión

La inteligencia financiera no es un tema del cuál se pueda aprender una sola vez en la vida y del cuál ya podrás echar mano cada vez que lo necesites para poder salir de apuros. Este es un tema que se debe estar estudiando frecuentemente y con el cuál se debe ser constante.

Además, para lograrlo se deben adquirir buenos hábitos con relación al dinero y hacer que estos hábitos prevalezcan en el tiempo para que podamos llegar más fácil y rápido a nuestros objetivos financieros.

Deja un comentario