¿Cómo Puedo Cambiar Mi Vida?

Todos hemos pasamos por momentos o circunstancias que nos hacen sentir mal, tristes, deprimidos o fracasados y es allí cuando nos surge la pregunta de Cómo puedo cambiar mi vida y que realmente funcione a corto, mediano y largo plazo.

Déjame decirte que hay muchas formas en que puedes hacer cambios significativos en tu vida. Sin embargo, puedes comenzar por hacer cambios en tu actitud y en tu forma de pensar.

¿Cómo puedo cambiar mi vida?

Algunos puntos importantes…

1. Piensa en lo que realmente quieres modificar.
2. Identifica los obstáculos que te impiden hacer el cambio.
3. Toma medidas concretas para superar esos obstáculos.
4. Encuentra un modelo a seguir o una persona que te inspire.
5. Persevera en tu nuevo camino, aunque haya dificultades.
6. celebra tus logros, por pequeños que parezcan.

¿Sabias esto?

1. Puedes hacer cambios en tu vida mediante el uso de la voluntad y el poder de la mente.
2. También a través de la educación y el aprendizaje.
3. Otra forma es a través del amor y el perdón.
4. De igual forma a través del trabajo y el esfuerzo.
5. Finalmente, puedes hacerlo por de la oración y la meditación.

Es decir, puede porvenir de múltiples fuentes y maneras y tú eres el encargado de implementar la que más guarde relación contigo.




¿Cómo empezar a cambiar tu vida ahora mismo?

La forma en que cambiamos nuestra vida depende de lo que queramos cambiar y el motivo por el cual decidimos hacerlo. Es posible que hayamos llegado a un punto en el que estemos cansados de la misma rutina, o tal vez nos hayamos dado cuenta de que queremos mejorar nuestra salud o nuestras relaciones. No importa el motivo, lo importante es que tomemos la decisión de cambiar.

Si estamos buscando cambios superficiales, como cambiar nuestro peinado o nuestro estilo de ropa, entonces podemos hacerlo sin mucho esfuerzo. Pero si queremos cambiar algo más profundo, como nuestra forma de pensar o nuestros hábitos, entonces tendremos que esforzarnos un poco más.

Cambiar nuestra forma de pensar significa cuestionar los prejuicios y las creencias que nos han impedido vivir la vida que realmente queremos. También significa abrirnos a nuevas formas de pensar y aceptar que no sabemos todo.

Cambiar nuestros hábitos requiere un poco más de trabajo, pero es posible. Empezaremos por identificar los hábitos que nos están impidiendo avanzar y luego buscaremos formas de cambiarlos.

Por ejemplo, si nuestro hábito es no levantarnos temprano, entonces podemos empezar a levantarnos un poco más temprano cada día hasta que estemos acostumbrados a levantarnos a la hora que necesitamos.

En resumen, cambiar nuestra vida depende de lo que queramos cambiar y del esfuerzo que estemos dispuestos a poner. Si estamos motivados, podemos lograr cualquier cosa. Pero sobre todo se requiere de ganas y compromiso para lograr los objetivos que nos proponemos.

¿Cómo puedo cambiar mi forma de ser y de pensar?

Hay muchas formas en que puedes cambiar tu forma de ser y de pensar. Algunas personas pueden cambiar por sí mismas, pero otras necesitan ayuda de un terapeuta o de otra persona. Aquí hay algunas formas en que puedes cambiar tu forma de ser y de pensar:

1. Acepta que hay algo que quieres cambiar

Si no estás dispuesto a admitir que hay algo que quieres cambiar, entonces será muy difícil cambiar. Tienes que estar dispuesto a hacer un cambio antes de que puedas hacerlo.

2. Identifica qué es lo que quieres cambiar

Tienes que ser específico sobre lo que quieres cambiar. Si no eres específico, será difícil concentrarte en el cambio que quieres hacer.

Por ejemplo, si quieres cambiar tu forma de ser porque eres negativo, flojo, estás siempre desmotivado o cualquier otro aspecto entonces, tienes que identificar qué es lo que quieres cambiar.

¿Quieres ser más positivo? ¿Quieres ser más amable? ¿Quieres ser más paciente? Si no sabes lo que quieres cambiar, entonces será difícil concentrarte en el cambio.

3. Encuentra la raíz del problema

Muchas veces, la forma en que pensamos y actuamos es el resultado de algo más profundo. Si quieres cambiar tu forma de ser, entonces necesitas encontrar la raíz del problema. ¿Por qué eres negativo? ¿Por qué eres impaciente? Si puedes encontrar la raíz del problema, entonces será más fácil lidiar con él.

4. Trabaja en tu autoestima

Una de las cosas que afecta la forma en que pensamos y actuamos es nuestra autoestima. Si tienes baja autoestima, es probable que seas más negativo y que te sientas mal contigo mismo.

Sin embargo, si trabajas en mejorar tu autoestima, entonces será más fácil cambiar tu forma de ser y hacer que tus cambios perduren en el tiempo.

5. Busca ayuda

Si no puedes cambiar tu forma de ser y de pensar por ti mismo, entonces puedes buscar ayuda de un terapeuta, coach, psicólogo o de otra otra persona.

Algunas personas necesitan la ayuda de un terapeuta para cambiar, pero otras pueden cambiar con la ayuda de un amigo o de un ser querido. Si buscas ayuda, asegúrate de encontrar a alguien en quien puedas confiar y que esté dispuesto a ayudarte.

¿Cómo cambiar tu vida en 21 días?

La respuesta a esta pregunta es muy simple pero, lo que no es tan simple es ejecutarlo. Sin embargo, basta con tomar 21 días para hacer cambios positivos en tu vida. En este período de tiempo debes ser muy constante y firme con tu actuación hasta que esto ya se convierta en parte de ti y que esa un hábito más que un compromiso.

No importa cuán grandes o pequeños sean esos cambios, el objetivo es mejorar tu calidad de vida y hacerte más feliz. Algunas ideas que puedes implementar en tu vida en 21 días son:

1. Empieza el día con una rutina saludable: levántate temprano, haz ejercicio y come un desayuno nutritivo.

2. Aprende algo nuevo: toma un curso, lee un libro interesante o aprende a tocar un instrumento.

3. Sal de tu zona de confort: sal de casa, conoce nuevas personas y experimenta cosas nuevas.

4. Ponte en forma: cuida tu cuerpo, come bien y evita hábitos poco saludables.

5. Haz algo bueno por los demás: ayuda a tus seres queridos, ve a voluntariado o simplemente sonríe más a menudo.

Estos son solo algunos ejemplos, pero el objetivo es que tomes 21 días para mejorar tu vida de alguna manera. Recuerda que los cambios pequeños pueden tener un gran impacto en tu felicidad a largo plazo. ¡Así que ve por ello!

El plan va a depender del objetivo que quieras lograr y lo debes ajustar según tus necesidades y deseos personales.

Respóndete estas Preguntas Para Ayudarte A Crear Tu Plan

Lo ideal es hacer una lista por escrito dónde te respondas todas estas preguntas. Cuando escribimos podemos recordar con más facilidad las cosas y apoyarnos de esto cada que lo necesitemos.

¿Qué quieres cambiar de tu vida?

¿Por qué quieres cambiar?

¿Qué te impide hacer esos cambios?

¿Cómo puedes cambiarlo?

¿Puedes hacerlos por ti mismo (a) o requieres apoyo de un especialista?

¿Cuáles son tus objetivos a corto, mediano y largo plazo?

¿Qué factores te pueden motivar para atravesar el proceso de cambio?

¿Cómo te visualizas en un futuro?

Espero que este artículo te haya ayudado a resolver las interrogantes que tenías y que te sirva cómo una ruta para ejecutar los cambios que estas buscando. Si es así te invito a compartir este artículo y a dejarnos tu comentario con tu testimonio. 

¡Suerte y Éxito! 

Deja un comentario